Noticias

50 años de presencia


Oct. 11, 2021
Acción Social   /   Carisma
50 años de presencia

50 años de presencia en Castell de Ferro, Granada (España): 1971 – 2021

“al servicio de la educación de la mente y el corazón, cultivando el gusto por la verdad”

 

El pasado domingo 10 de octubre, dieron comienzo las celebraciones por los 50 años de presencia de las hermanas en Castell de Ferro, un pequeño pueblo en el sur de la provincia de Granada. Aquí, la presencia de la comunidad y la obra de la Escuela Hogar han supuesto, desde sus inicios y hasta hoy, el dar respuesta a las necesidades de las personas más vulnerables, según el contexto de cada época.

El día comenzó con la Eucaristía de acción de gracias por estos 50 años de presencia de las hermanas en Castell. La presencia y compañía de hermanas llegadas de otras comunidades, así como de la delegada de zona, M Carmen Román, y de Cristina Antolín, priora general, hicieron de esta acción de gracias una verdadera celebración comunitaria en la zona. A ella se unieron, como no podía ser de otra forma, numerosos vecinos de Castell, quienes han sido testigos de todos estos años de presencia y de obra. Muchos de ellos pasaron algunos años de su infancia y juventud en la Escuela Hogar –tanto es así que existe el grupo “las niñas de las monjas” entre algunas exalumnas- , algunos tienen a sus hijos actualmente en el centro, y otros han sido –y son– testigos de la misión de las hermanas de “puertas afuera” en el día a día de la vida pueblo. Contamos con la presencia de algunos de los trabajadores del centro, quienes también son protagonistas de la misión compartida con las hermanas, así como con numerosos alumnos quienes están descubriendo de primera mano la historia de la presencia de las hermanas en Castell. Por último, a la celebración acudieron también la alcaldesa y otros representantes del gobierno local, en reconocimiento a la labor de las hermanas y de la contribución de esta obra en la formación de niños y jóvenes del pueblo.

Durante la celebración las hermanas compartieron lo que la llegada de la primera comunidad a Castell significó: la Congregación funda una casa de descanso para las hermanas en lo que antiguamente había sido el hotel Miramar, propiedad de la familia Maldonado. En las primeras crónicas quedó recogido que las primeras hermanas llegaron en el mes de julio de 1971, fueron sor Catalina de la Encarnación Amaya, sor Pilar Torres, sor Inmaculada González y sor Ángeles Espigares. Muy rápidamente, para el inicio de curso, abrieron un aula de párvulos y otra de corte y confección, que más allá de ser una fuente de ingresos para la comunidad, daba respuesta a las necesidades de formación de la mujer en la zona.

El curso siguiente comenzó a funcionar la Escuela Hogar, en donde vivían internas 60 niñas procedentes de cortijos o aldeas – número que en los siguientes años creció – cuya única oportunidad para asistir al colegio era trasladarse a vivir a Castell. Esto sin duda favoreció la promoción de la mujer de numerosas generaciones, quienes no solo tuvieron acceso a la educación reglada, sino que las hermanas se ocuparon y preocuparon de que este centro fuera verdaderamente un hogar para ellas, en donde estudiar, crecer como personas, y prepararse para la vida en todas sus dimensiones.

En todos los momentos de la celebración se recordó, desde diferentes enfoques, lo que la presencia de las hermanas ha supuesto en estos primeros 50 años, y lo queridas y muy recordadas que son las hermanas que han ido pasando por esta comunidad. Tras la Eucaristía, tuvo lugar una comida en la Escuela Hogar, en donde todas las hermanas continuaron compartiendo historias y recuerdos de esta fundación.

A lo largo del curso se programarán otras actividades en las que continuar celebrando estos 50 años de presencia. Durante el primer trimestre, se programará una mesa redonda sobre los orígenes de la Escuela Hogar y las primeras hermanas destinadas a Castell de Ferro, abarcando desde 1971 a 1980. En el segundo trimestre se abordará la etapa de Escuela Hogar con internado, primero de niñas y luego mixto. Finalmente, en el tercer trimestre se hablará de la etapa de Escuela Hogar como centro de día y hasta la actualidad.

Todas las acciones de aniversario nos invitan tanto a conocer y a hacer memoria de la presencia de las hermanas durante estos primeros 50 años, así como a plantearnos y soñar como queremos dibujar nuestra presencia en los años venideros.