Bienvenida

 

¡Os abrimos las puertas de nuestra Congregación!

¿Quiénes somos?

Religiosas dominicas de la Congregación Santo Domingo.

¿Qué implica ser dominica?

  • Pasión por la verdad.
  • Contemplación y oración.
  • Estudio y predicación.
  • Evangelización multiforme.
  • Vida comunitaria.

¿Qué connotaciones específicas tenemos dentro de la Orden?

Las que nos trasmitió la madre Teresa Titos, nuestra fundadora:

  • Amor  profundo a la Orden.
  • Amor a la  Eucaristía.
  • Amor a la  Virgen.
  • Nobleza de alma, o dicho con su expresión: “Nobleza guzmana”.
  • Formación cristiana, humana y moral de la juventud.
  • Opción preferencial por los menos favorecidos de la sociedad, de manera especial por la mujer.

 Nuestro carisma:

Lo que nos caracteriza dentro de la Orden, recibido de la madre Teresa Titos.

¿Quién es la Madre Teresa Titos

Una mujer nacida en Granada y afincada en el barrio del  Realejo. De sus vida nos trasmitió:

  •      Capacidad de apertura y acogida a los demás.
  •      Alegría
  •      Sencillez: “Hacer lo ordinario extraordinariamente bien.”
  •      Humildad
  •      Bondad
  •      Tesón para llevar a cabo su misión.
  •      Libertad de espíritu.

¿Dónde estamos?

  Allá donde escuchamos la llamada de nuestros hermanos.

¿Qué deseamos?

  • Anunciar el mensaje de Jesús al estilo de Domingo de Guzmán y la madre Teresa Titos.

Nuestros orígenes

Fuimos fundadas en 1907, por la Sierva de Dios Teresa de Jesús Titos Garzón, en base al Beaterio de Santo Domingo, en Granada – España-.

Vivimos nuestro seguimiento a Jesucristo según el carisma dominicano. Siguiendo los fines de la Orden de Predicadores, buscamos glorificar a Dios con nuestra vida trabajando por nuestra propia santificación y sirviendo al prójimo a través de la educación y otros campos de evangelización.

Como dominicas, nuestra misión  nace de la vivencia de la liturgia, la oración, el estudio, la vida común, la consagración religiosa, la pasión por la verdad y el silencio. Son éstas las notas del carisma dominicano que se entrelazan entre sí, se impulsan, se recrean y nos lanzan a la misión.

Como legado de la madre Teresa y del grupo fundador, vivimos el carisma dominicano con un amor profundo a la Orden y a Santo Domingo a quien llamamos cariñosamente Nuestro Padre, con libertad de espíritu que nos impulsa a vivir con espontaneidad, alegría y afabilidad, lo que da ambiente de acogida y cercanía a nuestras casas y a nuestras obras.

La confianza en la Providencia se ahonda cada vez más en nuestro corazón de religiosas dominicas, y nos lleva a la misericordia. Todo esto vivido desde el amor profundo a la Eucaristía y a nuestra Señora del Rosario.

Como dominica convencida, la Sierva de Dios Teresa Titos nos invitó a ser predicadoras sobre todo desde la propia vida y a hacer de nuestras comunidades Casas de predicación. Y como eco del convencimiento que tenía del valor de la mujer y de su acción en el mundo nos legó la educación, en especial de la mujer, mirando con amor y predilección a las niñas pobres de su entorno. “Todos los desvelos que en esto pongan las religiosas serán pocos, dada la alta  misión a que está llamada a desempeñar la mujer católica en la sociedad”.

Su corazón misionero rompió los contornos de Granada para lanzarse a nuevas fundaciones que ampliaron el corazón y la mirada de sus hijas, encontrándonos en:

  • Europa: España y Ucrania.
  • América Latina: Venezuela , Colombia, Cuba
  • África: República Democrática del Congo, Camerún.
  • Asia: Tailandia.

La Congregación sigue los derroteros trazados por nuestra Fundadora buscando siempre dar respuesta a la sociedad en que vive.

 

Contacto: secretariageneral@dominicascsd.com

Priora General: Cristina Antolín Tomás

priorageneral@dominicascsd.com

Fax: (0034) 917 429 261

 

 


¡¡¡Conoce un poco más de nosotras a través de los medios sociales!!!